SIETE MILITARES ACUSADOS DE MASACRE SE PRESENTAN A JUZGADO

Fátima Membreño /

Fuente: URL de Prensa

Cumpliendo un citatorio emitido por el juez del Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera (Morazán), Jorge Urquilla, el pasado 14 de marzo, siete militares vinculados a la masacre El Mozote y zonas aledañas (cometida en diciembre de 1981) llegaron ayer en la mañana al Centro Judicial de San Francisco Gotera, para escuchar la lectura de los señalamientos en su contra. Fue el primero de dos grupos que el juzgador ha convocado.

Dos de los citados no se presentaron, siendo estos el general Juan Rafael Bustillo Toledo y Juan Ernesto Méndez Rodríguez, por lo que el juzgado notificó que se les realizará un nuevo llamado a presentarse a la intimación. De no atender el segundo citatorio se levantará una orden para llevarlos bajo custodia policial.

Urquilla explicó que el señalamiento de intimación es un proceso personal, por lo que el procesado debe presentarse a escuchar la lectura de los delitos en su contra. En el caso del general Bustillo Toledo y de Méndez Rodríguez fueron sus abogados quienes llegaron, informándoles que los imputados deben estar presentes.

Los siete militares que llegaron son Natividad de Jesús Cáceres, José Antonio Rodríguez Molina, Luis Adalberto Landaverde, José Mario Godínez, Francisco Adolfo Castillo, José Guillermo García y Rafael Flores Lima.

Los delitos de los que fueron acusados los nueve son asesinato, violación agravada, privación de libertad agravada, violación demorada, robo, daños agravados, estragos especiales, actos de terrorismos y actos propositivos. Serán juzgados con el Código Penal vigente de 1973 a 1993.

Jornada

A las 9 de la mañana elementos de la Fuerza Armada se encontraban en los alrededores del Centro Judicial. A las 9:30 los siete militares llegaron en un microbús de la institución castrense, y a la 1:30 de la tarde cada uno de los acusados firmó el acta con la que se les hizo saber sus derechos como imputados y los delitos por los que están siendo procesados. 

Posterior a eso salieron de las instalaciones del juzgado hacia el Destacamento Militar Número 4 de San Francisco Gotera.

De acuerdo con Wilfredo Medrano, miembro de la organización que representa a las víctimas y sus familiares, Tutela Legal María Julia Hernández, esta es la primera vez que la justicia salvadoreña acusa a ex mandos militares por un crimen de lesa humanidad.

Medrano agregó que después del señalamiento de intimación, la mayoría de los imputados aseguraron que cuando el juez ordene que se presenten a declarar llegarán a testificar sin ningún problema.